Con información de beonworldwide.com

En la actualidad, los hologramas siguen creciendo y poco a poco se convierten en soportes de contenidos e imágenes cada vez más reales, siendo una técnica de proyección para eventos.

La holografía es una de las tecnologías más de moda en la actualidad y que más impacta entre los asistentes de un evento.

Pero ¿En qué consiste? Se trata de crear imágenes tridimensionales mediante la utilización de la luz producida por un rayo láser. Este efecto óptico consigue que nuestro celebro perciba la imagen como una figura que flota. Una espectacular tecnología muy efectista que permite mostrar la presencia de personas o/y objetos sin estar presentes, como en las películas de ciencia ficción.

En algunos casos, estos hologramas pueden reaccionar al paso de personas para así interactuar y llamar la atención del público. Esto puede multiplicar el impacto del mensaje que se desea transmitir a los asistentes, puesto que se trata de un buen recurso para comunicar y mostrar mensajes de una forma más clara, dando lugar a una mejor captación del público.

Estos son algunos ejemplos de eventos recientes en los que ya se ha utilizado los hologramas

– Ruedas de prensa para la presentación de un producto con presencia en distintos lugares del mundo.
– Presentador virtual interactivo en 3D con interacción del público en directo durante el evento.
– También como expositor de objetos virtuales, gráficos y productos. Imágenes de grandes dimensiones con un gran realismo para llamar la atención en espacios públicos o zonas de tránsito.