Con información de snakeproducciones.com

Cuando se realiza un evento dentro de espacios cerrados o por la noche, la iluminación es un punto clave a tomar en cuenta que apoya a diferenciar los espacios y resaltar los diferentes módulos dentro del escenario, para brindar un toque diferente al evento.

 

La iluminación debe tener compás con el contexto, para poder resaltar determinados lugares destacándolos con respecto a otros. Esto nos ayuda a “crear climas” para que el espacio refleje lo que uno desea mostrar.

 

Cuando elijas el venue para tu evento, toma en cuenta las instalaciones y equipo de iluminación con los que cuenta, para planificar e incorporar lo necesario para la realización del evento.

 

Para darte una idea más amplia sobre las opciones de iluminación que puedes considerar para tu evento, te contamos un poco sobre los dos tipos de luces:

  • Las que iluminan de forma sectorizada (los pines, par 300 y par 1000): Se pueden colocar de forma cenital (desde arriba) o nadiral (desde el suelo). Su función es destacar un módulo o lugar determinado, por ejemplo la escena concreta que se proyecte en el escenario, en la pista de baile o en un stand. Los par 300 y par 1000 permiten el uso de gelatinas (son vidrios o acrílicos especiales para darle algún color a la luz), la diferencia entre estos dos es la potencia con la que alumbran, por lo que los de 1000 watts deben ser instalados más lejos del elemento a enfocar. A estas últimas, se le pueden incorporar gobos (palabra derivada de “Goes Before Optics”), que son una especie de plantillas que se colocan delante del foco para examinar la forma de la luz emitida, por lo que permiten utilizar determinadas imágenes (corazones, estrellas, lunas, etc) o armarlas a medida (por ejemplo con el logo de tu empresa) y de esta manera reflejar en los distintos espacios las figuras que prefieras.

 

  • Las que iluminan de forma panorámica (cuarzos, sodios, mercurios, cicloramas, etc). Los cuarzos son reflectores que venden en los supermercados o ferreterías, son los más económicos y no tienen haz de luz por lo que se pueden iluminar espacios muy extensos. Los sodios y mercurios se suelen localizar en los grandes centros de exposiciones o ferias, como luz general, ya que son de bajo consumo.

 

A las luces se les puede agregar un Dimmer, que sirve para regular la intensidad de la luz de acuerdo a los distintos momentos y climas que quieras dar en tu evento. 

 

Es muy importante que antes de tomar cualquier decisión sobre la iluminación del evento, te informes con el personal del lugar donde se va a realizar, para conocer cuál es la corriente máxima que se puede utilizar, para evitar cortes de luz por exceso de corriente durante el evento. Igualmente, si se requieren conexiones complicadas, es necesario contar con un electricista que realice el trabajo sin riesgo alguno.

 

Con información de snakeproducciones.com