Con información de eventbrite.com

La entrada o ticket para un evento es básicamente el pase para estar en la experiencia por la que pagamos. Constatemente, como clientes y consumidores de eventos, la obtención y manejo de las entradas representa un reto y es la parte que menos disfrutamos; se debe estar pendiente de pagos, preocuparse por el lugar y fecha de recolección, la protección de los mismos desde su obtención hasta su utilización el día del evento, entre muchas otras preocupaciones.

 

Afortunadamente, la industria de eventos ha evolucionado para brindar a los organizadores y sus clientes opciones más seguras, económicas, simples y útiles para la creación y obtención de las entradas.

 

Por mucho tiempo, las entradas impresas fueron la única opción de boletaje para asistir a un recital, show o festival. El sello de agua, el troquel de corte, el holograma son elementos que supuestamente nos daban confianza al momento de comprar. Desafortunadamente, las personas que falsifican entradas han logrado copiar estas características y crean réplicas exactas, por lo que los boletos impresos ya no resultan una opción segura.
Pero, por el otro lado de la moneda, la tecnología ha avanzado y hemos logrado generar tickets y entradas, así como cargarlos y utilizarlos vía dispositivo móvil. Esta tecnología permite vender tickets online y corroborar mediante dispositivos y datos concretos si son reales o falsos, así como comprar online y agilizar el ingreso de las personas a la sede del evento, en cuestión de minutos.

Ahora, hagamos una comparación de las entradas impresas contra las entradas digitales.

Entradas impresas:

  • El papel no es garantía de que un ticket sea original.
  • Como característica de identificación cuenta con un código de barras.
  • Requiere de ir a buscarla, o el pago de una cantidad por envío a domicilio.
  • Se puede falsificar.
  • Los datos personales del comprador no vienen impresos en la entrada, por lo que no existe un vínculo a ningún nombre o documento.
  • Requiere de especial atención, pues se pierde fácilmente y no existen reposiciones, aunque si la cuidas bien, puedes conservarla como un recuerdo del evento.
  • Genera filas largas y una entrada lenta al evento.

Entradas online:

  • Está vinculada a una persona (nombre, datos de su tarjeta, Dni).
  • Posee un código QR como identidad.
  • No se debe imprimir para asistir al evento (se presenta en el celular abriendo el email o descargando el comprobante).
  • Jamás se pierde porque está en el correo electrónico o la aplicación de compra de la persona.
  • Agiliza el ingreso al lugar del evento, pues se lee rápidamente con un dispositivo y una aplicación.
  • Puede requerir la inversión en la aplicación de lectura, pero reduce la necesidad de personal.

Ahora puedes comparar ambas opciones ydecidir cuál es mejor para tus eventos.

Con información de eventbrite.com