Con información de ineventos.com

Los eventos culturales pueden ir desde pequeñas organizaciones exclusivas hasta grandes festivales de larga duración y abiertas al público.
Involucran como tema principal alguna rama del arte o cultura y generalmente incluyen rasgos de las tradiciones y la cultura local.

Un evento cultural se realiza con la finalidad de promover proyectos culturales realizados por empresas que genralmente buscan mantener o mejorar la imagen ante el público; al igual que para difundir un producto o servicio dentro de un mercado que se siente interesado por el arte y la cultura. A esto se le llama marketing cultural y se ha legitimado en los últimos años.

Todo evento cultural consta de una actividad clave, rodeada por otras que giran en torno a ella, como exposiciones, gastronnomía, ferias y otros shows de menor tamaño.

Al realizar un evento cultural existen seis pasos a seguir:


Definir la naturaleza del evento

En esta fase se delimitan objetivos, se establece la temática del evento, el público al que irá dirigido, motivo y duración.

Determinar la fecha y el lugar

Para el caso de mega eventos debe tenerse especial atencion respecto a la estación del año en que se celebre, debido a dificultades climáticas que pudieran presentarse.

 

 

 

Visualizar el tipo de público

Analizar si el evento deberá dirigirse a un público cerrado y específico o a uno general; también se elige si el evento será formal o informal.

 

Elaborar un presupuesto

Este aspecto es muy importante, pues determina la capacidad y el alcance del evento. Con base en el presupuesto se toman decisiones de diseño, talento, patrocinios, entre otros.

 

Armar un equipo de trabajo

determinar la cantidad de personas que se necesitará para llevar a cabo el proyecto. Lo ideal es contar con profesionales, personal capacitado, que pueda rendir y garantizar resultados favorables.
 
Financiamiento
 
La fuente de financiamiento puede ser el comité organizador, una empresa e incluso el gobierno de la entidad donde se realiza el evnto. 
Siempre es conveniente encontrar patrocinadores. Estos pueden ser empresas que puedan aportar apoyo económico o en especie a cambio de promoción de sus productos o servicios.
 

Sabemos que existen muchos pasos más para alcanzar el éxito al organizar un evento cultural o de cualquier tipo, pero estos seis pasos son una buena forma para comenzar. Recuerda que siempre hay maneras de mejorar y agregar valor a tu evento sobre la marcha.