¡Regístrate ya!

Notas Interesantes

Tipos de buffet para acompañar eventos y orientar interacciones

noticia3.jpg

Los bufetes representan una fórmula para servicios de comidas de eventos que no hay que olvidar a la hora de organizarlos. Dan mucho juego. Suelen ser más informales que las clásicas comidas de servicios con camareros y mesas organizadas, pero también suelen ser más económicos y ofrecer más opciones para que los participantes puedan interactuar de manera creativa, a veces sentados, a veces en las filas para las comidas, otras formando corrillos y otras con total movilidad por la sala o el salón asignado.

Puestos a ofrecer detalles sobre la variabilidad de los bufetes para eventos, nos quedamos con cinco opciones muy habituales en las selecciones de empresas organizadoras de eventos que detallamos a continuación:

- Bufet de mesa compartida con menú colectivo.Se trata del tipo de bufet más clásico, del tradicional. Es cierto que no está de moda dentro de la ola que ha traído la gourmetización del consumo aplicado a los servicios de comidas, pero también no deja de ser menos cierto que el modelo de bufet de mesa grande está volviendo a ganar terreno en las celebraciones de bodas como pueden confirmar muchas empresas de eventos. Puede que sea porque es un tipo de servicio de comidas que recuerda a la tradicional comida en familia o porque forme parte de esa tendencia retro que no nos ha dejado y sigue, o por ambos motivos, pero ahí está para elegirlo como opción en un evento.

- Bufet para servir como opción de menú. De lo que se trata en este formato es de contratar un servicio de comidas con un menú único en el que el invitado pasa por la mesa en la que se sirve la comida y los responsables de los servicios entregan la comida en las cantidades que se desea. Son servicios perfectos para comidas de empresa, para reuniones de negocios y tienen la ventaja de que el servicio es más rápido.

- Bufetes a la carta. Se trata de comidas que se preparan de forma individual, pero que se sirven en un espacio acotado con camareros que esperarán a cada uno de los comensales. Es una opción recomendada para eventos y comidas más exclusivas, pero en las que se decide apostar también por un poco de informalidad.

También para preparar platos especiales para personas con problemas de salud o para preparaciones con características locales o nacionales que pueden ser  consustanciales a la celebración del mismo evento. En algunas ocasiones, estos bufetes a la carta quedan bien en eventos como convenciones de alto nivel en los que los participantes se incorporan a la comida en diferentes momentos.

 

Opción menos económica

 

No se trata de la opción más económica, como puede confirmar un gestor con experiencia de una empresa de eventos, porque la empresa que ofrece el servicio debe contemplar todas las variaciones posibles de platos que aparecen en la carta en número suficiente para todos los asistentes. Y la comida que no se ha consumido ha de abonarse indirectamente con el precio global y repercutido del servicio ofertado.

- Bufet tipo coctel. En este tipo de bufetes los invitados permanecen en pie y los camareros recorren el espacio de la sala ofreciendo alimentos en porciones además de bebidas. Es una fórmula muy recomendada para eventos en los que se desea una animada interacción entre los participantes, para eventos en los que se busca una socialización entre  personas que se conocen o que no, pero también la podemos encontrar en celebraciones de Navidad, Fin de año y cada vez más en bodas.

- Zonas de comida. Este tipo de bufetes se parecen a los clásicos en que la comida está situada en un espacio del lugar reservado del evento, pero en ellos las porciones de alimentos son pequeñas como las que encontraríamos en un bufet tipo coctel: del tamaño de un bocado. No hay servicios de camareros y los canapés suelen ser las preparaciones más solicitadas por los organizadores. Lo mismo, este tipo de comida de eventos facilita la socialización de los participantes y su movilidad e interactuación durante todo el tiempo de duración de la comida.

Aún hay alguna posibilidad más para mejorar las opciones de bufetes para eventos modificando las posiciones de las zonas de comidas, permitiendo que una parte de la comida sea de pie, como en un bufet coctel, por ejemplo, a la hora de tomar el café o los postres. Se trata de adaptaciones que se pueden acomodar con gusto y creatividad pensando en el éxito del evento. Visto lo expuesto, ahora ¿cuál es tu apuesta?

Con información de: http://www.miceinthecloud.com/